12 de octubre de 2009

La indisociable “S”

Mi padre como buen maestro de primaria no había dia que no corrigiera a alguno de sus alumnos cada vez que pronunciaba alguna palabra con la “s” agregada como lo hacen miles de mexicanos (desconozco si en otrs paises se de este tipo de deformación del lenguaje). Es por eso que se me quedó muy grabado en mi mente y acuñado en mi manera de expresarme esta regla no escrita pero necesaria para nuestro idioma. Hoy me encuentro con un artículo en el blog de HECF lo cual me hizo recordar esto y las muchas veces que he tenido que echar mano de la regla de no agregar la “s” al final con algunas personitas muy cercanas a mi.

 

Es imposible pedir que la educación en un país como el de nosotros se desarrolle si los medios masivos de comunicación imperan en hacer un mal uso del lenguaje. En un país que se encarga de destruir frases y palabras a antojo propio, desde el apócope necesariamente doloroso que se hace en los mensajes del celular que ahora ha saltado a la publicidad que vemos en las paradas de los camiones, hasta la indisociable “s” que utilizamos al final de palabras como “dijistes, hicistes, tomastes, te chingastes”.

Enlace: HECF.com

 

del.icio.us Tags:

1 comentario:

  1. Justo en el punto. Bill Cosby hizo en una plática en el 2004 (el discurso del Poundcake - buscar en YouTube) en el que entre otras cosas se enfoca en el lenguaje... eso fué en el 2004 y aquí donde estoy lo escucho todos los días en la chamacada que sale de la escuela y va a su casa - por supuesto pegados al condenado celular: "Weh U at?" "Sap wih U?"... para quienes no lo tienen claro eso es preguntar "¿Dónde estás? y ¿Qué pasa contigo?. Es una tristeza, igual hablan su padres e igual van a hablar los hijos. Como dice Cosby: no podrás ser un doctor con esa basura saliendo de tu boca.

    ResponderEliminar

Cualquier cosa!!! Pero di algo!